The North Face es una de esas marcas que deja huella y si estás buscando ropa deportiva para el invierno y, más concretamente, una chaqueta cortavientos, merece la pena que eches un ojo a estos modelos de cortavientos North Face para hombre, mujer y niño.

¿Te gusta algún modelo de chaqueta cortavientos North Face? Probablemente sí. Como sabemos que no es una marca demasiado conocida en España y tomar la decisión de comprar un cortavientos no es una tarea fácil ni que haya que tomarse a la ligera, a continuación encontrarás información sobre cazadoras impermeables North Face para correr en invierno.

Un poco de historia sobre The North Face

En la década de los 60, en California, Estados Unidos, ve luz por primera vez, esta marca de productos deportivos bajo el nombre “The North Face”. De antemano, cabe destacar que esta marca fabricante se dedica mayormente a accesorios, zapatos, ropa y accesorios para esquiadores, montañistas, atletas de alta resistencia, corredores de fondo y amantes de la aventura, aunque también es posible conseguir en su amplio inventario, productos orientados a deportes menos exigentes.

Antes de que te preguntes la razón de este particular nombre, quiero aclararte tu duda. Se llama así, dado que en alpinismo el hemisferio Norte es el más exigente, siendo esta sección cardinal, la de mayores dificultades climáticas en el trayecto de una montaña. Los cortavientos North Face son mundialmente conocidos por ser usados para escalar altas latitudes. Interesante, ¿verdad?

Por qué comprar cortavientos North Face

Ya con lo anteriormente dicho, podrás crearte una imagen del nivel de resistencia y calidad que ofrecen cortavientos North Face, y es que en el caso de este fabricante, sus modelos ofrecen características, tejidos y tecnologías distintas, por lo cual es difícil agruparlos en su mayoría. Siendo preferible entonces, conocer algunos de ellos y sus principales ventajas.

Por ejemplo, la Chaqueta ThermoBall, con o sin capucha, es recomendada para climas lluviosos e invernales, por su aislamiento térmico. Sin embargo, es de peso medio, por lo cual es más adecuado para aventuras que no requieran mucha destreza física, como senderismo suave, y posee un bolsillo de autoguardado.

Para aventureros de esquí, cuentan con el cortavientos M Corefire Down, que con poco más de un kilo de peso, cuenta con la tecnología Gore Windstopper, que garantiza protección ante los vientos fríos pero asegurando a la vez la transpiración corporal, se encuentra relleno de plumas de ganso que aseguran la conservación de calor, y capucha.

El modelo Isolite, es el más adecuado para entonamientos ligeros, posee resistencia al viento y a las lluvias ligeras, y tecnología que permite la circulación de sudor para evitar sofocaciones, y acabados reflectantes.

Tal vez, el modelo más atractivo y demandado por los alpinistas sea el Cóndor Triclimate, dada su asombrosa unión de cualidades de resistencia a la lluvia, nieve y viento.

¿Cómo funciona?

Se trata de dos chaquetas en una, que puedes separar si aso lo deseas, en la cual la parte externa protege del agua gracias a su sistema DryVent similar a un impermeable que además es respirable, , en tanto la parte interna, funciona al 100% como cortaviento. Así mismo, su capucha se puede retirar o no a gusto, y sólo pesa 1200 gramos. Con todas estas funcionalidades, es fácil comprender la razón que lleva a convertir a los cortavientos The North Face en los favoritos para escalar el Everest.

Arriba